Comida para viajes o excursiones sin nevera. Alimentos imprescindibles
854
post-template-default,single,single-post,postid-854,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Comida Colaborativa para vivir una experiencia gastronomica. Comparte un menu o una comida con gente parecida a ti en tu cuidad o cuando viajes.

Comida para viajes o excursiones sin nevera. Alimentos imprescindibles

Comparte este artículo en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿A quién no lo gusta realizar de vez en cuando una escapadita? Es algo necesario para desconectar y recargar fuerzas. Tu vida diaria está llena de obligaciones y de vez en cuando te apetece cambiar de aires. Si necesitas realizar una parada para comer o quieres llevar tu propia comida para unos días te damos algunos consejos muy útiles sobre que tipo de alimentos llevar contigo para tener una dieta equilibrada y no tener problemas de conservación.

¿Que alimentos son los adecuados para llevar en un viaje?

Si tienes que realizar un viaje y necesitas tener previsto un almuerzo o una cena seguro que has tenido dudas sobre como organizar esta comida. Es cierto que tienes la opción de comer en un establecimiento. Esta opción es cómoda ya que no tendrás que realizar ningún trabajo previo, sin embargo tiene algunos inconvenientes. Por un lado es cara, ya que comer fuera de casa en un aeropuerto, estación de tren, de autobús  o en una estación de servicio en carretera requiere una inversión mayor. Por otro lado, estamos seguros de que realizar tu mismo la compra y elaborar tus alimentos de forma casera va a ser mucho más saludable.

 

 

Por tanto, el equipo de ShareFood App te recomienda siempre comer casero. Para lograr es importante una buena organización, pero te vamos a ayudar. El alimento más apropiado puede variar según el tiempo que vayas a prolongar tu viaje. El planteamiento no es el mismo si la comida que vas a organizar es para una escapada de dos días, que si los alimentos son para un viaje de una semana o más. Pro tanto el primer criterio que debes tener en cuenta es el tiempo que vas a estar fuera. El segundo aspecto es el tipo de viaje y el espacio con el que cuentas para transportar tu equipaje con estos dos criterios podemos diferenciar tus viajes en los siguientes:

  1. Viajes en coche. Para organizar un viaje en coche, con un trayecto de más de 4 o 5 horas o que te pille en una hora de comer o cenar tienes muchas opciones. Por un lado, en principio no tienes problemas de espacio para trasladar tus pertenencias, Lo ideal en este tipo de traslados será tirar de queso curado y embutidos como jamón serrano. Estos alimentos son fáciles de comer y de transportar. Para completar tu dieta puedes tomar un vaso de gazpacho. No olvides tener a mano algún alimento dulce, un bizcocho o magdalena, si es casero sería lo ideal. Cuando comienzas un viaje en coche puedes tener algún imprevisto del tipo atasco de tráfico o inclemencias del clima. En estos casos extremos tu mejor aliado será tener a mano algo dulce y agua.
  2. Mochilero. Si eres de los que disfruta de su tiempo libre cogiendo la mochila y saliendo de aventura mochilera sabrás que, en ocasiones, el tema de los menús es complicado. Además de necesitar alimentos que se mantengan frescos durante varios días, necesitas que sean poco pesados y que te aporten energía necesaria para cubrir el esfuerzo físico al que te vas a enfrentar en tu andadura. Para cubrir estas necesidades lo ideal será que lleves contigo frutos secos y pasas, por su poco peso, no se deterioran y te aportarán mucha energía. Si puedes, echa a tu mochila alimentos en conserva como verdura ya cocida, caballa o mejillones y legumbres enlatadas. Estos alimentos harán que tengas siempre a mano una dieta abundante en proteínas y perfecta para comer en cualquier momento.  Además, y por nuestra experiencia como expertos mochileros, te recomendamos llevar siempre chocolate negro y algunas bolsitas de infusión, de tu preferida. Siempre vienen bien y estamos seguros de que en cualquier rincón de tu equipaje podrás echar dos o tres.
  3. Viaje con niños. Es muy habitual que cuando viajas con niños no sepas muy bien que almuerzo preparar, qué será mejor, qué les gustará, qué vendrá mejor para evitar mareos o con qué alimentos mancharán menos.  Con niños nunca se sabe, todo es posible pero existen algunas opciones que facilitarán el viaje. Si necesitas un plato principal recurre al pollo a la plancha o empanado, no necesita calentar y aguanta mucho tiempo en perfecto estado. Puedes complementar el menú con huevo cocido y con lácteos, perfectos para calmar la sensación de mareo. Sobre todo evita el chocolate o darles azúcar en exceso, se pondrán muy activos y esto no te beneficia.

 

 

Consejos de elaboración de tu comida para viajes

Preparar un viaje es una tarea sencilla si te sabes organizar. La comida para viajes debe ser algo importante pero que tampoco te lleve mucho tiempo. Es necesario que lo trates como una comida más de un día más, únicamente sigue los siguientes consejos para que sea perfecta.

  • Comer a la hora. Come en el mismo horario que habrías comido si no estuvieras de viaje, no alteres tus horarios de no ser que sea por fuerza mayor y, por supuesto, no te saltes la comida.
  • Ligero. Intenta comer algo más ligero, eligiendo bien el tipo de sal y reduciendo su consumo al máximo. Las digestiones pesadas perjudican a tu estado de ánimo y a tu atención en el viaje. Además, si lo sumas al trayecto en el coche, tren, autobús o avión, puedes tener como consecuencia una indigestión, algo no muy recomendable e incómodo en un viaje.
  • Hidratación. Cuando viajas, pasas largos períodos de tiempo leyendo, dormido, conduciendo o en otras tareas, no dejes de ingerir agua periódicamente. Dejar de lado tu hidratación puede perjudicar tus digestiones y tu estado en general. Debes beber un mínimo de 1,5 litros de agua al día.
  • Lugar. Para realizar tu comida elige un lugar agradable, donde puedas comer sentado y a la sombra.
  • Envasado. La conservación de tu comida casera debe realizarse de una manera escrupulosa. Utiliza los envases apropiados para cada ocasión y deséchalos correctamente.
  • Refrigeración. Aunque los alimentos que has elaborado no requieran de frigorífico, ten en cuenta llevarlos o colocarlos en el sitio que tenga las mejores condiciones para su conservación y no exponerlos a temperaturas altas.

Comida Colaborativa para vivir una experiencia gastronomica. Comparte un menu o una comida con gente parecida a ti en tu cuidad o cuando viajes.

No obstante, siempre tienes una opción cómoda, barata y enriquecedora. Descárgate nuestra aplicación de Comida Colaborativa ShareFood App y encuentra una mesa asombrosa donde degustar comida casera típica del lugar donde estés de viaje. Personas de todos los lugares cocinan de más en sus casas para dar de comer a trabajadores artos de tupper, viajeros con ganas de probar comidas típicas, a personas que no les gusta cocinar y a otras que les apetece comer acompañados. ¿Quieres vivir una experiencia gastronómica especial? Lánzate a usar ShareFood App.

Comparte este artículo en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
No hay comentarios

Escribir un comentario